• es
  • en
  • pt

El sistema de escape se encarga de evacuar los gases generados en la combustión, disminuir el ruido que generan las explosiones del combustible en el motor y de controlar la contaminación provocada por la quema de combustible. Por todo ello, un buen sistema de escape es necesario y sobre todo, aconsejable, para que su vehículo esté en óptimas condiciones para la conducción y para el cuidado del medioambiente en general.

¿Qué debo tener en cuenta con respecto al sistema de escape?

Es un sistema que recibe fuertes exigencia, como los pronunciados cambios de temperatura o corrosiones por gases, agua y sal entre otras, por lo qué revisarlo debe ser una práctica habitual.

Lo más recomendable es examinar el sistema completo, incluyendo gomas, arandelas o muelles del tubo de escape, cada 20.000 Km. o una vez al año. En cualquier caso, si nota vibraciones, pérdida de potencia, ruidos al arrancar o emisión de humos espesos y oscuros, es momento de acudir al taller pues podría ser necesario cambiar algún componente del vehículo.


Más información sobre el producto

NUESTRAS MARCAS